Jaén apuesta por el turismo de «las emociones»

El consejero Alonso aboga en el Foro Empresarial de IDEAL por la innovación para fidelizar al viajero.

Alcalá la Real despunta ya en el panorama turística provincial y andaluz. «Aspiramos a jugar en primera división», señaló ayer la alcaldesa de la localidad. Lo dijo en una nueva edición del Foro Empresarial de IDEAL, celebrado en el Palacio Abacial de la localidad alcalaína y que contó con el consejero de Turismo, Luciano Alonso, como ponente principal. El salón de actos de este emblemático edificio, donde se encuentra el Museo Municipal y el Centro de Interpretación del Territorio, se llenó de empresarios, emprendedores y representantes políticos e institucionales -todo el aforo quedó cubierto- directamente implicados en la eclosión de este sector en Alcalá y que no dudaron en interpelar a Luciano Alonso sobre asuntos de máximo interés como la puesta en marcha del futuro parador nacional -«no es competencia de la Junta, pero me consta que el asunto va bien», recalcó Alonso-, las campañas promocionales o la necesidad de regular la oferta de alojamientos rurales para luchar contra la competencia desleal. El coloquio fue animado, ágil e interesante. Previamente, antes de que comenzara el acto, Luciano Alonso atendió a los periodistas. Se mostró satisfecho con los buenos resultados del comienzo del ejercicio, tras registrarse un incremento de las pernoctaciones del 4,6 por ciento en el global de enero y febrero; y anunció que las expectativas para esta Semana Santa eran mejores que las de 2010.

Tras resaltar la aportación que supone el Foro Empresarial de IDEAL -comparó el evento como «un gran reserva en tierra de vinos»-, inició su intervención con una mirada retrospectiva, «pero siempre con vocación de futuro». Habló de que las motivaciones que tenían los primeros viajeros románticos que vinieron a Andalucía a finales del siglo XIX, emociones y exotismo, son las mismas que busca ahora el turista del siglo XXI. Que el destino le aporte algo más que un buen alojamiento y una buena restauración. Y ése es el reto, generar productos que marquen tendencia y que consoliden la posición de liderazgo de Andalucía. Y es que, a pesar de la crisis, la supremacía de la comunidad es incuestionable. Al menos así lo reflejan los datos del año pasado: 17.140 millones de euros de facturación, 340.000 puestos de trabajo y 22 millones de visitantes -ocho más que la segunda, Madrid-. En este sentido, Luciano Alonso insistió en que el máximo protagonismo del mercado ya no lo ostentan los touroperadores y los mayoristas, como antaño, sino los turistas, que son independientes y cuyo comportamiento ya no está mediatizado por lo que marquen los catálogos. «Tenemos que intervenir en el territorio para que vivan experiencias distintas y que repitan», resumió.

Sostenibilidad

Luciano Alonso señaló que, más allá de cifras récord como las que hubo en 2007, la clave del mañana pasa por la sostenibilidad. Dos acepciones: sostenibilidad en cuanto al mantenimiento de unos niveles de crecimiento permanentes y sostenibilidad en cuanto el máximo respeto hacia el medio ambiente, uno de los principales activos de Jaén. Un caso paradigmático es, a juicio de Luciano Alonso, la Vía Verde de Sierra Morena, que se extiende a lo largo de 570 kilómetros desde Huelva a Jaén y está jalonada por 57 municipios. Luciano Alonso, que se refirió al turismo como una actividad fundamental para la economía andaluza por su capacidad para generar riqueza y contribuir, por tanto, al Estado de bienestar, hizo hincapié en los réditos que proporciona el trabajo conjunto de las administraciones y la iniciativa privada, «algo básico para generar oferta». «Una buena prueba de ello es el Plan de Úbeda y Baeza, donde se han atendido todas las peticiones empresariales, y el de Cazorla, Segura y Las Villas».

Para el responsable autonómico, otro de los elementos imprescindibles para crecer y para ser un referente -«los liderazgos no se logran siguiendo al primero, sino siendo el primero», sentenció- es la innovación, con el concurso de las universidades y también con la apuesta de la propia industria. Reivindicó la excelencia de lo tradicional, como pueden ser las tapas, pero también la investigación. Aludió a ideas tan interesantes como las cenas sensoriales que se llevan a cabo en la fortaleza de la Mota -los comensales prueban una serie de manjares con los ojos tapados- y ofertas tan sugerentes como el ‘ibérico del mar’, barruntado por un prestigioso restaurador gaditano -una estrella Michelín-. «Todo ello debe ser transferido al tejido productivo y así se está haciendo a través del Laboratorio de Inteligencia Turística». «Al mismo tiempo debemos cuidar al máximo señas de identidad como el flamenco y la dieta mediterránea, que recientemente han sido catalogadas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco».

Luciano Alonso también destacó los buenos resultados que está reportando la central de reservas puesta en marcha por la Consejería, cuya filosofía se basa en el principio de igualdad de oportunidades para todos, desde el pequeño hostal hasta los grandes complejos. Y anunció que antes de que finalice julio se iniciará la tramitación parlamentaria de la Ley del Turismo de Andalucía, que supondrá un salto de calidad y que contempla entes completamente novedosos como el Comisionado de Atención al Turista, que garantiza los derechos del turista antes, durante y después de su estancia en la región. Según Alonso, otros dos aspectos que requieren de un esfuerzo especial es la formación de los empleados, «ya que la capacitación puede suplir determinados déficits», y la garantía de accesibilidad a los establecimientos para todas las personas que tengan problemas de movilidad.

FUENTE: IDEAL.ES

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: