Griñán destaca el «buen trabajo» realizado en la iglesia de Santa María en Úbeda

Asegura que lo más importante es que se han resuelto los problemas de estructura, aunque es «lo que menos se ve»
 
Dentro de su periplo por la provincia, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, estuvo ayer en Úbeda. Respondió a una invitación del Obispado para visitar la iglesia de Santa María de los Reales Alcázares y conocer así las obras de rehabilitación que se han llevado a cabo en el templo. La intención no fue otra que, como actual responsable del Gobierno andaluz, compartir la satisfacción de ver la iglesia terminada y a punto de volver a abrir sus puertas tras casi 28 años de cierre.
 
En su recorrido, Griñán estuvo acompañado por el consejero de Cultura, Paulino Plata, el delegado del Gobierno andaluz en Jaén, Felipe López, el alcalde de Úbeda, Marcelino Sánchez, el vicario general de la Diócesis de Jaén, José Antonio Maroto y el Deán de la Catedral de Jaén y delegado episcopal para el Patrimonio y las relaciones culturales de la Diócesis, Francisco Juan Martínez Rojas.
El presidente de la Junta destacó que la intervención llevada a cabo por la Consejería de Cultura desde las primeras actuaciones de emergencia, realizadas en 1986 en las tres naves centrales, ha logrado que este bien del patrimonio andaluz pueda abrirse de nuevo a los ciudadanos ubetenses en condiciones de seguridad estructural, con lo que la ciudad, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, recupera uno de sus monumentos más emblemáticos.
 
Las obras de rehabilitación y recuperación de la iglesia de Santa María de los Reales Alcázares de Úbeda, realizadas y financiadas en su integridad por la Junta de Andalucía, han contado con un presupuesto cercano a los 7 millones de euros (exactamente 6.798.803,65 euros), en el que se incluye un modificado de 88.628 euros para obras en la Capilla de Jesús, a petición de la hermandad del Nazareno.
 
Un conjunto muy hermoso
 
José Antonio Griñán, quien reconoció que le apetecía visitar Santa María, declaró que el resultado de las actuaciones ha sido muy positivo, sobre todo porque se han resuelto los serios problemas estructurales del templo: «es lo que menos se ve, pero lo que más trabajo se ha llevado», aseveró. Según dijo, teniendo en cuenta las superposiciones de estilos distintos en la iglesia, ha quedado «un conjunto muy hermoso gracias a un trabajo muy bien hecho». De esta forma, añadió que se trata de «otro tesoro más que sumar a una de las ciudades más hermosas de España, y del mundo» que, junto a Baeza, es «pieza imprescindible para el gran proyecto que la Junta tiene en torno al Guadalquivir», el cual va a aunar muchas cosas relacionadas con la cultura y el turismo.
 
Reapertura al culto
 
Si todo sigue según lo previsto, la reapertura al culto de Santa María tendrá lugar el día 8 de mayo con una solemne eucaristía oficiada por el obispo, en la que además se bendecirá el edificio. Para entonces se espera tener colocado todo el mobiliario así como los enseres y objetos litúrgicos y decorativos que fueron distribuidos por otros templos de la ciudad durante las obras.
 
Ese día, además, estarán en sus respectivas capillas las imágenes titulares de las cofradías que tienen en Santa María su sede canónica, las cuales ya se quedarán allí tras la Semana Santa. También se podrá ver en su capilla a la Virgen de Guadalupe, Patrona de Úbeda, que unos días antes (el 1 de mayo) regresará a la ciudad con motivo de su romería y, tras permanecer unos días en San Pablo, se trasladará para albergarse por fin en ‘su casa’.
 
No obstante, tras la misa de inauguración del 8 de mayo, no todo se quedará en Santa María de forma inmediata y definitiva. Y es que, las imágenes de la cofradía de Jesús Nazareno serán trasladadas a San Pablo para que se puedan acometer las labores de restauración del tradicional y valioso baldaquino de su capilla. Eso sí, una vez que los trabajos finalicen, las tallas se quedarán en Santa María para siempre.
 
Visita al Ayuntamiento
 
Previamente a su paso por Santa María, Griñán participó en una recepción oficial en el Ayuntamiento, en cuyo patio saludó a los miembros de la corporación municipal. Posteriormente recorrió el Archivo Histórico Municipal, donde conoció algunos de los valiosos documentos que alberga y firmó en el libro de honor de la ciudad, recibiendo además una alcuza de cerámica de Alfarería Melchor Tito como obsequio institucional.
 
FUENTE: IDEAL.ES
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: