La verdad sobre los cerros de Úbeda

Seis escapadas para perderse a conciencia por las estribaciones montañosas de Jaén a pie, en bicicleta, caballo o kayak.

Un reportaje de Laura Garrido en El Viajero de El País.

Cuentan que uno de los capitanes más importantes del rey Fernando III el Santo desapareció en el momento clave de la Reconquista de Úbeda, en 1233. Al regresar, alegó que se había perdido por los cerros que rodean la ciudad jiennense que, aunque con entidad, no parecen lo suficientemente grandes como para encubrir histórico extravío. Según la tradición popular, el desorientado soldado se perdió en brazos de una mujer con quien se había citado en las montañas y su excusa se conservó como ironía.

Siglos después, quienes interpreten geográficamente este dicho hallarán auténticas estampas de naturaleza salvaje. También en los cercanos montes de Cazorla, Andújar, Despeñaperros o en la Sierra Mágina, demostraciones palpables del rico patrimonio natural que atesora Jaén. Generoso y catódico, pues incluye algunos de los escenarios donde Félix Rodríguez de la Fuente filmó sus míticos documentales. También panorámicas al aire libre con sonido de cascadas de fondo y actividades de aventura con el quebrantahuesos pululando por los rincones; una mina para escapadas activas donde es posible ser espiado por el esquivo lince ibérico. Seis escapadas para perderse a conciencia por la calidad ecológica jiennense -provincia con la mayor superficie de espacios protegidos-, enriquecida con la conservación de sus modos de vida rural tradicional.

01 ‘Cicloturismo’ por la Vía del Aceite

La suma de deporte y naturaleza da como resultado la Vía Verde del Aceite, que une Jaén con la localidad de Los Villares. Una ruta perfectamente acondicionada con señales donde la excusa de perderse, esta vez, no tiene cabida. Con las pilas cargadas después de un desayuno potente, el camino, construido sobre los restos de la línea ferroviaria Jaén-Campo Real, deja a ambos lados mareas de olivos y vegetación en torno al río Víboras y la Sierra de la Grana, a lo largo de un tramo de 24 kilómetros para recorrer en bicicleta hasta la estación de Martos.

La propuesta para la segunda jornada del fin de semana atraviesa los parajes naturales de La Fuente de la Peña y el Cordel de Jabaluz, descubriendo las antiguas eras de la ciudad, el lugar de trabajo de antepasados, fósiles marinos de hace más de dos siglos y las canteras de donde salieron las piedras que hoy forman la Catedral en el casco antiguo.

» www.viasverdes.com

02 ‘Casting’ para el nuevo Rodríguez de la Fuente

Una ruta de veinte kilómetros, bautizada con el nombre del famoso documentalista, recorre los paisajes donde se rodaron algunos episodios de la serie El Hombre y la Tierra, estampas de la Sierra de Cazorla que permanecen en la memoria colectiva. Pasando por el Embalse del Tranco, la carretera asfaltada llega hasta los Llanos de Arance, donde se toma una pista forestal que discurre por el margen derecho del Guadalquivir. El Parque Natural, con más de 1.200 especies botánicas (casi el 30% de toda la flora censada en la Península) y más de 180 especies animales, desde la cabra montés, el ciervo y el muflón hasta águilas reales, buitres y halcones, obligan a los visitantes a tener siempre a mano los prismáticos.

El complemento de un fin de semana de documental animal es la visita al Parque de Fauna Silvestre Collado del Almendral, donde se pueden ver en semi libertad a ciervos, cabras montesas y gamos. Y como ingrediente aventurero, un paseo en kayak por el último tramo del Guadalquivir para apreciar una nueva perspectiva del paisaje, desde el agua.

» www.microescapadas.com

03 Para rozar las nubes

A pie o en coche, recorrer Sierra Mágina, una de las cimas más altas de Andalucía, ofrece otra visión de Jaén. Antes, sin falta, conviene pasarse por los mejores lugares de tapas de Huelma, Jódar o Torres, donde cargar energías para ascender hasta la cumbre. Desde allí, el recorrido se puede alargar hasta el pico de Miramundos, que ofrece otra vertiente de estas montañas solo apta para los que dispongan del día completo y estén iniciados en el montañismo.

La alternativa más cómoda propone hacer un sendero de media montaña entre las dos pendientes de la sierra, un itinerario desde Mata Bejid, pasando por Castillejos para arribar a Puerto de Torres, donde atravesar campos de olivares, descubrir un castillo medieval o interesantes formaciones geológicas y ver, con suerte, el vuelo del águila real. A escasos tres kilómetros del inicio de ambos senderos, el centro de visitantes del Parque Natural de Sierra Mágina dispone de toda la información necesaria.

Para el siguiente día, si aún quedan fuerzas, perderse entre las montañas del sur de Jaén capital es la mejor forma de renovar el concepto de espacio abierto, desde la Piedra del Palo hasta el Cañón de Pitillos, entre Valdepeñas de Jaén y la capital. Y para los visitantes que gusten de la vertical, en el cerro del Castillo de Santa Catalina encontrarán una zona de escalada deportiva con casi un centenar de vías.

» www.juntadeandalucia.es

04 A caballo hasta Navalperal

De Aceveas a Navalperal, la sensación de frescura y abundancia vegetal propia de los bosques norteños, predomina a lo largo dedos horas de ruta a pie, en bicicleta o incluso a caballo. Una buena alternativa para combatir el calor del sur en uno de los enclaves de mayor singularidad botánica de la Península Ibérica. Avellanares, acebos de gran tamaño y plantas trepadoras dejan lugar a encinas, arces, robles y pinos.

El camino, que finaliza en la caseta de vigilancia de la zona, es una encrucijada de tierras jiennense, manchegas y granadinas, pues descubre impresionantes panorámicas de las llanuras de Ciudad Real, las montañas de la sierra de Alcaraz y el Calar del Mundo. Hacia el Sur se abre el Yelmo y, al fondo, la cumbre de Banderillas, la gran mole de La Sagra y la sierra de Cazorla. El plan de fin de semana se complementa con un recorrido por las aldeas tradicionales del norte de la provincia, dispersas en torno al nacimiento del río Segura.

» www.turismoencazorla.com

05 Todoterreno en busca del lince

Aprovechar al máximo el fin de semana en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas es posible gracias a las rutas guiadas en todoterreno por Turisnat, pues incluyen rincones que no se pueden ver por cuenta propia; podría resultar peligroso. Es en estas tierras donde encontrarse con el esquivo lince ibérico es un reto posible, aunque precise también de una dosis de suerte. Partir de Cazorla, pasar por El Chorro y finalizar en el nacimiento del Guadalquivir es una de las propuestas guiadas de esta agencia, en la que también se visita el Museo Zabaleta en Quesada, dedicado a este ilustre pintor local.

» www.turisnat.es

06 Entre cascadas con el buitre leonado

Siguiendo el cauce del río Aguascebas Chico, en la sierra de Las Villas, los terrenos abancalados de antiguos cultivos, conocidos como Las Ramblillas, esconden un pequeño cortijo medio derruido y, aguas arriba, sorprende un espectacular salto de agua, con una gran poza en su base, cuyas aguas lucen un verde esmeralda por el reflejo de la vegetación que la rodea.

El sendero, acondicionado, baja con un trazado serpenteante por una ladera escarpada y rocosa, donde encontrar una llamativa oquedad donde antiguamente los pastores guardaban su ganado. Más abajo espera la vistosa cascada de La Osera, en cuyo paraje es muy fácil observar el vuelo del buitre leonado.

» www.sierrasdecazorlaseguraylasvillas.es

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: