Breve diccionario viajero para entender un folleto turístico.

El folleto turístico es un subgénero publicitario en alza. Reconozco que hay que tener más imaginación que J.R.R. Tolkien para pergeñar esos textos y esas fotos donde el mundo es perfecto, los papás y las mamás tiene un cuerpazo que ya lo quisiera Angelina y Brad Pitt, los niños son siempre rubios y sonrientes y el cielo es siempre azul.

Pero ojo, es más fácil aprender chino mandarín que desentrañar los dobles significados que encierra un folleto turístico. Para contribuir a la cultura general viajera, aquí va un pequeño diccionario “Mundo feliz de folleto / mundo real” para viajeros modernos:

“Una isla paradisíaca”

Significa que: por lo menos tiene una palmera. Si en el paraíso solo estaban Adán y Eva y que se sepa nunca mandaron un guasapcontándolo, me pregunto: ¿cómo sabemos que las playas del paraíso eran como las de Punta Cana?

“Hotel de categoría turista”

Significa que: es un hotel ramplón como él solo, tirando a malo; pero para lo que has pagado vas que te estrellas.

“El secreto mejor guardado”

Significa que: han llegado cientos de miles antes que tú. Con suerte fue un secreto, pero dejó de serlo por lo menos, por lo menos, desde que salió el folleto publicado.

“Déjese envolver por el exotismo de Asia”

Significa que: es difícil encontrar algo exótico en Asia si estás en Asia, ya que exótico significa extranjero, de un lugar diferente. En ese caso el exótico serías tú, no el vendedor de sopas con curry de un mercado tailandés.

“La ciudad es una encrucijada de caminos”

Significa que: hay tal mogollón de gente y el tráfico es tan caótico que querrás salir huyendo de allí en el primer taxi colectivo.

“Esta noche, cena libre para poder saborear las delicias de la gastronomía local”

Significa que: para lo que has pagado por este viaje organizado ya te hemos dado de comer suficiente; esta noche te buscas la vida que vamos justos de presupuesto.

“La gran oferta de sol y playa del municipio convive con otra importante oferta cultural, gastronómica y de negocios”

Significa que: tenemos la playa, un sol del copón y poco más; pero no tenemos la culpa de que el Guggenheim lo pusieran en Bilbao en vez de aquí.

“Un verdadero paraíso para las compras”

Significa que: vas a encontrar las mismas baratijas que en todos lados (made in China, por supuesto) y encima vas a tener que regatear más que Messi.

“Desde una escarpada roca, la fortaleza de origen romano vigila la población”

Significa que: quedan cuatro piedras del castillo, pero algo teníamos que poner para justificar el folleto que hemos pagado con fondos Leader.

“Precios desde…”

Significa que: ni de coña el viaje te va a salir por ese precio. Hay tantos extras y suplementos que como poco vas a pagar el doble.

“A cinco minutos del centro…”

Significa que: tienes como mínimo dos transbordos en bus y uno en metro o tres cuartos de hora a pie para llegar a cualquier lugar mínimamente interesante.

“Clima tropical”

Significa: no para de llover.

“Habitaciones sencillas y aireadas”

Significa que: el colchón es de gomaespuma y no tiene aire acondicionado.

“Tiempo libre para descubrir por usted mismo…”

Significa que: si quieres algo, te lo pagas tú porque no está incluido.

“Estableceremos contacto con tribus locales…”

Significa que: los indígenas se quitarán el reloj y los vaqueros antes de ponerse el traje regional para ejecutar bellas y desconocidas danzas ante ti y tu grupo, que por supuesto sois los primeros blancos que llegan a la región.

Y así podriamos llenar páginas y páginas. ¿Se te ocurre alguna más?

Se aceptan contribuciones. Gracias por adelantado.

FUENTE: blogs.elpais.com

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: