La Junta declara conjunto histórico el casco antiguo de La Iruela.

El Consejo de Gobierno de la Junta ha acordado este martes inscribir en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, con la tipología de Conjunto Histórico, el caso antiguo de La Iruela (Jaén).

191513.th_max CASTILLO DE LA IRUELA

Esta población, situada en el principal acceso al Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, destaca por la adaptación de su caserío a la abrupta orografía del terreno, el interés patrimonial de su variada arquitectura y los valores paisajísticos y naturales del entorno.

El área declarada Conjunto Histórico tiene una extensión de 5,1 hectáreas y abarca los restos del castillo, situado en lo alto de un escabroso risco, y el caserío que se extiende a sus pies incluyendo la expansión hacia el oeste de principios del siglo pasado.

El origen de La Iruela se remonta a la época islámica, en el siglo XI, cuando toma forma como una alquería dotada de muralla y una fortificación-refugio en la peña, que constituye el rasgo más llamativo de la población. No obstante, su actual tipología de ciudad-camino se debe al crecimiento registrado a principios del siglo XX. El municipio sustenta su actividad económica en el olivar y el turismo.

La configuración del conjunto histórico está condicionada por la accidentada orografía del terreno. El caserío de la falda del castillo y las anexas ruinas de la renacentista Iglesia de Santo Domingo generan un complicado entramado viario, con casas de tipología tradicional y muchos espacios públicos de pequeñas plazas y fuentes.

La pendiente determina una gran variedad de soluciones de tránsito en todas las calles del centro, desde el empedrado de camino carretero y la plazoleta a la estrecha escalinata, desde la casona a la pequeña vivienda unida a la huerta.

Castillo de origen árabeMEDIEVAL

El castillo, del que sobresale su torre del homenaje en lo más alto del risco, es de origen árabe-medieval y presenta tres etapas de construcción: musulmana, islámica-bereber y cristiana. En esta última albergó a la Orden de los Caballeros Templarios.

Dentro del recinto de la fortaleza se ubica la Iglesia de Santo Domingo de Silos, ahora en ruinas, que fue construida en el siglo XVI sobre otro templo de época medieval siguiendo los cánones renacentistas establecidos por el arquitecto Andrés de Vandelvira en la zona. Su elemento más destacado es la portada lateral, labrada en cantería.

El estado actual de Santo Domingo se debe en gran parte a la Guerra de la Independencia de principios del siglo XIX, ya que durante la invasión napoleónica las tropas francesas ocuparon la fortaleza e incendiaron el templo. Pese a los intentos de restauración posteriores, las obras nunca llegaron a concluirse y el templo sólo fue utilizado como cementerio parroquial hasta 1953.

FUENTE: www.20minutos.es

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: