Festival de la Sierra y el Hombre: Vadillo Castril, el poblado de la madera.

Vadillo actual

El Festival de la Sierra y el Hombre gira en torno a los aspectos antropológicos de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, especialmente en aquellos que están íntimamente ligados con la cultura de la madera.

Vadillo Castril, es una localidad del sur del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, en el corazón del monte Navahondona, en el término municipal de Cazorla, cuya razón de ser es precisamente la industria y los trabajos relacionados con los aprovechamientos forestales. La extracción de madera desde hace milenios, casi siempre de forma racional, en estos montes, ha permitido la conservación de éstos y que hoy los ciudadanos puedan disfrutar de unos de los mayores pulmones verdes de la Península. La industria de la madera tuvo una gran importancia social y económica hasta la década de los ochenta del siglo pasado, siendo fuente de trabajo de gran parte de la población serrana. Los trabajos de la madera originó que los serranos se especializaran en distintos oficios, hoy muchos de ellos desaparecidos. Estos especialistas fueron requeridos en trabajos forestales de toda España, al igual, que los proyectos de gran envergadura eran requeridos profesionales de otras comunidades. Como consecuencia de estas relaciones, se produjo una cultura propia, con aspectos etnográficos interesantísimos y singulares, lo que hace de esta región montañosa un enclave único desde el punto de vista cultural.

Vadillo Castril 1960

En el Festival de la Sierra y el Hombre se revivirá durante unos días la cultura de la madera, además de que el público podrá conocer el pasado y la evolución del sector forestal. A través de proyecciones, exhibiciones, concursos, talleres y expositores, se podrá conocer cómo vivían los antiguos pobladores de estas sierras, sus singularidades etnográficas, cómo se divertían, como sobrevivían en un medio tan bello como hostil en ocasiones, la evolución de la tecnología forestal y cómo fue posible un desarrollo sostenible en un medio natural incomparable.

Cuando la Asociación de Vecinos de Vadillo Castril comenzamos a trabajar con la idea del Festival, sabíamos que no eramos nada originales, pues muchos otros, antes que nosotros, ya habían pensando en que las referencias a cultura forestal de esta bendita tierra no se podían perder. Cuando pensamos en el nombre del evento, se pensó en el de Madera y Hombre, sin acordarnos de que ese nombre ya se había utilizado en un documental de televisión española de la serie titulada “El Bosque Protectos”. El ingeniero forestal Luis García Esteban, con el capítulo “Cazorla: madera y hombre” se adelantó hace una década a lo que en los días de la segunda semana de agosto queremos mostrar. En este trabajo colaboraron agentes de medio ambiente y técnicos de la zona. Algunos de ellos participarán en este evento. Si hubiesemos buscado un documento para trasmitir lo que buscamos en este humilde festival, nada más apropiado que el documental de Luis Gracía Esteban.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: