Los tres ejemplares de quebrantahuesos liberados en mayo en Cazorla (Jaén) ya han iniciado sus primeros vuelos.

fotonoticia_20140820134838_500 QUEBRANTA

Los tres ejemplares de quebrantahuesos (Gypaetus barbatus barbatus) liberados el 31 de mayo en el marco del Proyecto de Reintroducción del Quebrantahuesos en Andalucía vuelan con normalidad por toda la sierra tras permanecer los primeros meses en el entorno del punto de suelta, una cueva ubicada en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas (Jaén).

Los primeros vuelos les han permitido ir ejercitándose para lograr plena autonomía, especialmente en los denominados de cicléo, que son los que les permitirán elevarse para realizar grandes desplazamientos. De hecho, ya se han localizado en la provincia de Albacete, según ha informado este el Gobierno andaluz.

El sistema elegido por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio para la suelta de estos ejemplares es el de la cría campestre o ‘hacking’, una técnica originalmente utilizada en cetrería para conseguir que el ejemplar liberado asimile el área de la liberación como su lugar de nacimiento y, por tanto, regrese a ella para asentarse y reproducirse, aprovechando el instinto filopátrico de la especie.

En concreto, el método consiste en llevar los pollos con una edad de entre 90 y 100 días –cuando aún no han terminado de emplumar totalmente– a una cueva seleccionada en un cortado rocoso, donde se le suministra alimento a distancia sin ser visto y son controlados desde lejos por el personal del proyecto hasta que adquieren la capacidad de volar y buscar alimento por sus propios instintos.

Los nuevos pollos liberados, dos machos (Miguel y Rayo) y una hembra (Bujaraiza), proceden de la reproducción en cautividad del Programa Europeo de Especies Amenazadas del cual forma parte el Centro de Cría del Quebrantahuesos de Cazorla como centro adscrito.

Uno de ellos ha sido criado en el centro jiennense, otro en la unidad de cría del Centro de Fauna de Vallcalent (Lérida) y el último procede del Zoo de Ostrava (República Checa), aunque fue criado en el Zoo de Schönbrunn (Austria). Con esta suelta, la segunda que se lleva a cabo en Cazorla, el proyecto de reintroducción andaluz se convierte en el que mayor número de aves libere en 2014 de todos los que se están desarrollando en Europa.

PRIMERA PAREJA

Desde que se iniciaran las sueltas en 2006, ya son 31 los quebrantahuesos liberados en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas y en el Parque Natural de la Sierra de Castril (Granada). Todos los ejemplares van equipados con transmisores GPS satelitales, de ahí que se realice un seguimiento continuo. En este tiempo, nueve de ellos han muerto, siete transmisores han dejado de funcionar y un total de 15 continúan vivos y emitiendo.

Esta temporada, por otro lado, se ha producido la formación de la primera pareja de aves liberadas entre Tono, un macho de 2006, y Blimunda, una hembra de 2010, aunque por la corta edad de ésta no han conseguido reproducirse. También cabe destacar que algunos de los ejemplares liberados en la comunidad ya han realizado hasta cuatro viajes de ida y vuelta entre el área de suelta y los Pirineos, mientras que otros han sido avistados en Finisterre (Galicia).

EL PROGRAMA

El Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) que lleva a cabo la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio se inició con motivo de un proyecto de investigación (finalizado en 1991) realizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en colaboración con la Junta y la UE , tras la desaparición del último quebrantahuesos en Andalucía en 1987.

En este proyecto se estudió la viabilidad de la reintroducción de dicha especie en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, lugar elegido para su ejecución por haber sido el último enclave natural andaluz donde la especie nidificó (1983). Las áreas prioritarias de reintroducción son las de este espacio jiennense, el parque natural Sierra de Castril (Granada) y Espacio Natural de Sierra Nevada.

En el marco de este programa la Consejería inauguró en 1996 el Centro de Cría de Guadalentín, en colaboración con la Fundación Gypateus, con el fin de establecer una población viable y autónoma a largo plazo. Desde su puesta en marcha han nacido y sobrevivido en estas instalaciones 44 pollos. En la actualidad este centro cuenta con 21 ejemplares de quebrantahuesos (14 adultos y siete juveniles).

FUENTE: www.europapress.es

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: