El Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas se desmarca.

Las nuevas infraestructuras culturales y de ocio consolidan el destino turístico como uno de los preferidos para los viajeros.

82397946 BAÑO

Los datos de ocupación avalan el destino y el empeño de los empresarios del sector hostelero porque los clientes se vayan satisfechos con los servicios que se ofrecen en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, también. Después de una Semana Santa en la que prácticamente todos los hoteles y alojamientos rurales han tenido que colgar el cartel de ‘completo’, sobre todo en los destinos por excelencia del parque natural que son los cercanos al eje que marca la carretera A-319, es momento de preguntarse si las nuevas infraestructuras que las distintas administraciones provinciales y autonómicas están creando a lo largo y ancho de este espacio protegido están comenzando a dar sus frutos o si simplemente es la «inercia», como apunta José Ayala, presidente de la Asociación de Alojamientos de la Provincia de Jaén, Ashotel, lo que está haciendo que repunte el turismo durante 2015.

La realidad se impone, al menos en cuanto a materia de infraestructuras nuevas creadas en los últimos años, que ofrecen al viajero un amplio abanico de posibilidades sobre qué hacer una vez alojados en el Parque Natural más grande de España. Por un lado, están las de nueva y reciente creación y que se encuentran en plena naturaleza como pueden ser el Centro de Interpretación de la Madera de Vadillo Castril o el nuevo embarcadero del pantano del Tranco, una obra que está a un paso de ser finalizada y donde surcará un barco solar; y por otro, se pueden aglutinar las que ya existían y han sido revitalizadas como la Torre del Vinagre, el Complejo Ambiental Collado del Almendral o la piscifactoría que hay cerca del río Borosa.

cicum-4 CICUM

El Centro de Interpretación de la Madera de Vadillo Castril, construido en el antiguo aserradero de Vadillo de Castril recupera la historia de la actividad forestal realizada en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, desde donde se transformaba y transportaba madera que se utilizaba para construir barcos en el siglo XIX o las traviesas de las vías de tren en el siglo XX, está a punto de cumplir un año y desde su apertura es gestionado por la empresa Alma Gaia. El pasado año se acercó a las 3.000 visitas, una cifra que esperan superar con creces este año alcanzando las 15.000 visitas. Para ello, es esencial recuperar el tejido del sector servicios que, bajo la sombra de la cultura popular e historia de esta aldea, ofrecían el buen comer y beber.

Por otra parte, a falta de que las obras den los últimos coletazos, está la adecuación turística del pantano del Tranco, donde se ha creado un espacio recreativo construido entre la Junta de Andalucía y la Diputación Provincial, que alberga un edificio de usos múltiples, aparcamientos, terraza, zona de juegos y de merendero, el embarcadero, el Paseo de las Rapaces, la tirolina y las torres de salida y de llegada, y el barco solar, desde donde los viajeros podrán surcar las aguas del pantano. Todo ello lo tendrá que gestionar una misma empresa, que se encargará de comprar todo el equipamiento para el restaurante y todo el equipamiento deportivo-náutico (excepto el barco, comprado por la Diputación) y que, solo en esto último, tendrá que realizar un desembolso aproximado de entre 12.000 y 19.000 euros. Esos son los cálculos registrados en el plan de viabilidad elaborado por la Administración Provincial.

Antes deponerlo en marcha, el plan de viabilidad habla y dice que más de 3.000 personas pueden pasar cada mes por el embalse en el primer año de funcionamiento, una cifra que se aumentará progresivamente durante los siguientes años. Concretamente, el primer año se habla de 37.622 visitantes. Esta estimación se ha hecho basándose en los datos de visitas realizadas durante todo el año 2013 al centro de visitantes.

Otro de los principales reclamos turísticos es el de poder disfrutar de la fauna que habita en el Parque Natural. Aunque es habitual poder disfrutar de ellos en libertad, también hay un espacio de titularidad pública lleno de animales en semilibertad, que desde hace pocos meses puede recorrerse en tren turístico. El trayecto es de cinco kilómetros entre las montañas de Cazorla y las colas del pantano del Tranco, rodeados de decenas de animales (ciervos, gamos, muflones, cabras montesas …) en semilibertad. Animales acostumbrados a la presencia humana, que prácticamente se dejan tocar. La empresa privada que gestiona el Complejo Ambiental Collado del Almendral (popularmente conocido como el Parque Cinegético de Cazorla). El Cinegético es una finca de monte público. Hasta ahora visitarla siempre ha sido gratis. Ahora la empresa que gestiona el espacio cobra. Nueve euros a los adultos y siete a niños y ancianos. El precio incluye el recorrido en tren (unos 45 minutos) con guía y la posibilidad de hacer un paseo a pie de unos dos kilómetros con paradas en los dos miradores con vistas al pantano del Tranco. Allí hay instalaciones de exposición y observación de rapaces y explicaciones sobre la botánica de la zona. Se ha habilitado además una zona de parking y se publicita un centro de interpretación de la fauna silvestre, cafetería y tienda, servicios todos ellos inexistentes hasta que llegó la gestión privada al Collado del Almendral. Desde el mes de mayo pasado la gestión de este monte público corresponde a la empresa Naturapark Ocio y Descanso SL.

El centro de visitantes de la Torre del Vinagre, parada histórica y obligatoria para todos los turistas, también lucha para no quedarse desfasado. Múltiples actividades de diversa índole le dan contenido a centro durante todo el año.

Pero el Parque es naturaleza, es senderismo. La gran apuesta por la práctica deportiva en su interior se llama Gran Sendero GR-247 Bosques del Sur, un itinerario de 479 kilómetros por el corazón del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. El GR-247 se diseñó de forma circular, con el objetivo de facilitar la visita al parque natural desde diferentes puntos y se compone de un total de 21 etapas principales, aunque cuenta con variantes para permitir al turista la realización de circuitos menores. La puesta en valor de este itinerario ha supuesto la recuperación de pistas forestales, sendas, pequeñas carreteras de montaña y vías pecuarias que ya existían en este espacio natural, el más extenso de Europa. Asimismo, este nuevo recurso turístico, va ligado a la recuperación de once casas forestales como refugios de montaña para el visitante. Su itinerario de 479 kilómetros atraviesa lugares de gran interés paisajístico y patrimonial de este espacio natural, entre los que se encuentran miradores, castillos, centros de interpretación, conjuntos históricos o zonas de avistamiento de animales. Además, el GR-247 está homologado por la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) y la Federación Andaluza de Montañismo (FAM) para la celebración de pruebas deportivas oficiales, como la Ultra Trail que se celebró el pasado año y atrajo a miles de visitantes.

La cultura es también seña de identidad de la comarca Sierra de Cazorla. La incorporación del Museo Miguel Hernández- Josefina Manresa, que recientemente ha sido inaugurado incluye distintos objetos personales que forman parte del legado adquirido por la Diputación: la máquina de escribir y su maleta tan características, asó como otros enseres personales. Está dividido en cinco salas que se identifican con sus obras literarias y poemas más significativos. Para ello se vale de paneles expositivos que reproducen algunas de sus composiciones más importantes fotografías de gran tamaño; archivos sonoros de su voz y un rincón musical para los cantautores que han puesto voz y música a sus textos (Silvio Rodríguez, Serrat o Miguel Poveda, entre otros), elementos de atrezzo que recrean una trinchera, la cárcel o su casa de Orihuela; y audiovisuales sobre la vida, la obra y el contexto social en el que se desenvolvió este genio universal de las letras españolas.

Cazorla

En el caso concreto de Cazorla, desde hace años las administraciones han trabajado para que no solo suene a naturaleza, sino que se aproveche su nombre para asociarlo a historia, patrimonio, teatro, blues o deporte. Un valor añadido que se acopla a la perfección al destino y que ha conseguido que sea referente a nivel nacional e incluso internacional con un premio al Mejor Festival de Blues del Mundo por la Blues Foundation. «Desde el Ayuntamiento en colaboración con otras administraciones apostamos por eventos para mantener el nombre de Cazorla en boca de muchos y variados públicos la mayor cantidad de tiempo posible», manifiesta Antonio José Rodríguez, que apunta a estas inversiones en cultura o deporte como algo que tiene «una rentabilidad económica en algunos casos de hasta un 500%». Así, ve indispensable seguir trabajando en atraer turistas porque «tenemos marca y hay que seguir programando y desarrollando actividades que por sí solas se van a rentabilizar». Además, con todo ello lo que evitan en buena medida es acabar con la «estacionalidad» y que durante todos o casi todos los meses del año Cazorla sea el mejor destino a elegir.

Además, como patrimonio cuenta con el inigualable valor de las Ruinas de Santa María y la bóveda del río Cerezuelo o el Castillo de la Yedra, que abrirá en breve espacio de tiempo su entrada principal, que da directamente acceso a los jardines ubicados en el interior de la fortaleza y que llevan cerrados al público varias décadas. Una oportunidad única para adentrarse en un sitio mágico.

FUENTE: cazorla.ideal.es

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: