La Pedagogía Forestal.

La Pedagogía Forestal. Un recurso para conservar nuestros ecosistemas y acercarnos a nuestra historia.

Rocío Soria Martínez. Licenciada en Ciencias Ambientales.

Cazorla Verde SLL

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Seguir leyendo

El I Festival de la Sierra y el Hombre recibe cerca de 5.000 visitas y se prevé una segunda edición

FERIA_VADILLO_ATS

El I Festival de la Sierra y el Hombre recibe cerca de 5.000 visitas y se prevé una segunda edición

Por la Agencia Europa Press

Foto de cabecera: Álvaro Tíscar

Seguir leyendo

La trashumancia

camino de arroyo frío con cabra blanca andaluza (2)

Trashumancia en el Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas

Textos y fotos de Mª Carmen García Moreno. Veterinaria Oficial de la Oficina Comarcal Agraria (OCA) de Cazorla.

Seguir leyendo

Festival de la Sierra y el Hombre: Vadillo Castril, el poblado de la madera.

Vadillo actual

El Festival de la Sierra y el Hombre gira en torno a los aspectos antropológicos de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, especialmente en aquellos que están íntimamente ligados con la cultura de la madera.

Seguir leyendo

Festival de la Sierra y el Hombre: Reserva de la Biosfera de las Sierras de Cazorla y Segura: 30 aniversario.

Pino-bandera-1

Hombre y Biosfera en Sierras de Cazorla, Segura y las Villas.

Por María Teresa Moro. Directora Conservadora del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas.

Según definición de la UNESCO, “las reservas de biosfera son zonas de ecosistemas terrestres o costeros/marinos, o una combinación de los mismos, reconocidas en el plano internacional como tales en el marco del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) de la UNESCO”. Las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas fueron declaradas Reserva de la Biosfera en 1983, hace ahora 30 años.

Seguir leyendo

Conchamuchocuento estará en el Festival de la Sierra y el Hombre

Impresión de página completa

La magia del bosque y sus historias.

En los montes de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas a los gnomos se les llama duendes, y son tan traviesos que eran capaces de echar a las familias de los cortijos. Su corazoncillo no era tan malo, porque después echaban una mano a los serranos en la mudanza. A la par de la lumbre se contaban cuentos e historias de encantamientos, tesoros que eran guardados por ardas parlantes, lobos que esperaban pacientes a que se le apagara la tea a los caminantes nocturnos, o de culebras que robaban la leche a los bebés. El viejo arte de contar relatos a niños y mayores lo vamos a poner en escena a través de Conchamuchocuento, una serrana comprometida con la cultura de estos montes.

Clave de Clow y Conchamuchocuento.

Por Concha Rodrígo Gutiérrez (Conchamuchocuento). Atriz, esceneógrafa y cuentacuentos.

Seguir leyendo